FAMILIARIZAR LA EDUCACIÓN SEXUAL ES PRIORIDAD PORQUE YA LOS niños y adolescente están familiarizados con la sexualidad.

 

Independientemente de si hablamos de una niña que solo tiene 10 años y la ves muy pequeñita o del niño que ya tiene 12 pero ni siquiera tiene barba, la sexualidad ya está con ellos. Cada vez que ven los videos musicales, que bailan o ven bailar reggeatton o incluso con solo ver el comportamiento de algunos compañeros o compañeras de clase se abre la puerta a la educación sexual masiva y distorsionada que acompaña a nuestros chicos.

 

Los padres pueden elegir esconderse, postergarla o sembrar mucho temor con advertencias rigurosas, todo eso puede ser válido más no efectivo.

 

La propuesta puede ser más simple de lo que parece, sin embargo no significa que sea fácil. La historia demuestra que educar es una tarea a tiempo completo y que requiere de habilidades, conocimientos, destrezas y valentía, un currículum que no todos están preparados para su desempeño.

 

Para retomar las riendas de una generación que valore la sexualidad de forma sana y armoniosa es necesario comenzar desde muy temprano con los conceptos más básicos de entender que la sexualidad también es el comportamiento diario ante diferentes aspectos, que es algo natural, que se puede hablar sin sobresaltos ni cuestionamientos morales, especialmente cuando son pequeños.

 

La tarea es tan extensa o tan corta según el punto de partida que tengan los padres. Por ser un proceso, es importante que los padres estén conscientes de las creencias con las que cuentan y revisen las tendencias que ven y viven sus hijos. Esto les da una referencia para saber cuanta distancia hay entre alguien que se horroriza por ver a la niña que quiere usar ropa sexy o el niño que pregunta qué es un orgasmo.

 

Nada de estas preguntas o comportamientos son extraños y pasan más de lo que pensamos en el día a día, pero al no tener información e interacción con las conductas actuales seguramente nos sentiremos desalentados por estar ante una montaña de muchos metros por escalar.

 

Para todos los padres la invitación es a mantenerse familiarizados con lo que sucede en el entorno cultural de sus hij@s. La búsqueda de información es prioritaria, preferiblemente con expertos que trabajen en la educación sexual, especialmente la que no se queda solo con el enfoque médico donde el embarazo y las infecciones de transmisión sexual son los objetivos a evitar, sino la que incluye un profundo análisis de cómo la sexualidad está íntimamente ligada a la salud de las emociones y la importancia de incentivar el autoconocimiento y autorregulación a través de una autoestima sana, que también deje espacios para el cuestionamiento, el discernimiento y la determinación a decidir cómo quiere ser vist@ y valorad@ en mi entorno.

 

Educarse como padres incluye además el manejo de temas como la homosexualidad, las adicciones, el bullyng de contacto directo o por redes sociales, el abuso sexual y la seguridad personal. Son todos temas que conviven en la cotidianidad de nuestros niños y la mejor manera de protegerlos será desde la información que les da formación y criterio para que ellos sepan ver riesgos, identificar situaciones indeseadas y activar estrategias que los mantenga alejados de un entorno poco familiar.

 

La buena noticia es que hay muchas alternativas para educar a los padres pero todas pasan por el compromiso y el esfuerzo de aprender. Nada que no le pidamos a nuestros hijos, que están deseosos de parecerse a sus padres.

 

A todos los gerentes de familia les envío mucha luz para que muestren los caminos más idóneos y funcionales para Uds. como familia.

Ingrid García

Directora de Las Adas Venezuela

FAMILIARIZAR LA EDUCACIÓN SEXUAL ES PRIORIDAD PORQUE YA LOS niños y adolescente están…